Salsa verde

Todas las recetas de merluza en salsa verde

Almejas en salsa verde

Almejas en salsa verde

La riqueza gastronómica del norte de España está más que demostrada. En concreto, la región del País Vasco es célebre por su cocina y su gran número de restaurantes con estrellas Michelin.

La cocina vasca está llena de deliciosos platos de pescados y mariscos debido a su ubicación en la costa del mar Cantábrico.

Hay cuatro salsas tradicionales utilizadas principalmente para pescados y mariscos en la cocina vasca, y la principal es la salsa verde. Unas almejas en salsa verde es un plato que no puede faltar en cualquier restaurante que se precie.

Tanto de plato principal como de tapa, es fácil y rápido, y se puede añadir a más elaboraciones, como un pescado o pasta.

Estos son los ingredientes que vamos a necesitar:

  • 500-750 gr de almejas frescas con cáscara
  • 250 ml de vino blanco
  • 4 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla grande (o 1 cebolla pequeña)
  • aceite de oliva para sofreír
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 ramitas de perejil fresco
  • sal al gusto

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 10 minutos

Tiempo total: 20 minutos

Rinde: 4-5 porciones

Indicaciones necesarias para hacer las almejas en salsa verde:

En primer lugar, limpiamos concienzudamente las almejas con agua fría para eliminar cualquier rastro de arena. Después las ponemos en una olla mediana y le añadimos la mitad del vino blanco, y suficiente cantidad de agua para cubrir las almejas.

Lo ponemos a calentar a alta temperatura hasta que empiece a hervir, a continuación, bajamos la temperatura al mínimo, y dejamos que se cuezan lentamente hasta que se abran.

Apagamos el fuego, colamos las almejas (guardando el líquido) y las ponemos en un recipiente. Es importante que desechemos las almejas que no se hayan abierto.

Finalmente, picamos finamente la cebolla y el ajo y lo sofreímos con un poco de aceite de oliva en una sartén hasta que se doren y esté fragante (unos 3-4 minutos).

Cuando la cebolla esté transparente, bajamos el fuego, añadimos la harina y removemos para que se distribuya. Cuando tengamos unas pasta, vertemos lentamente el vino y el caldo que habíamos reservado de la cocción. Removemos e incorporamos las almejas.

Continuamos con la cocción a fuego lento durante 3-4 minutos hasta que la salsa espese. Ajustamos la sal si es necesario.

Picamos el perejil y lo añadimos a la salsa. Si vemos que la consistencia de la salsa es demasiado espesa para nuestro gusto, añadimos un poco de agua para que se diluya.

Servimos nuestro plato en solitario o acompañado de un pescado. También es posible servirlo con pasta. Unos espaguetis o linguine vienen a la perfección. Mientras se preparan las almejas y la salsa se puede preparar la pasta.