Salsa verde

Todas las recetas de merluza en salsa verde

Salsa verde para pescado

Salsa verde para pescado

La salsa verde es un clásico en muchas recetas de pescado, sobre todo para la merluza, y se suele hacer muy a menudo por la parte norte de nuestro país. Se hace en 5 minutos y cualquiera puede hacerla debido a su facilidad.

Principalmente, se hace con ajo, caldo de pescado y perejil, que es el que le aporta el color verde característico, pero en esta receta, le hemos añadido un montón de ingredientes adicionales, cómo más hierbas aromáticas (albahaca y menta) que le dan mucho más verdor, alcaparras para potenciar su sabor, filetes de anchoas para conseguir ese sabor salado a mar, una cucharada de mostaza de Dijon y vinagre de vino que le da ese punto de acidez deseado.

Esta combinación hace de esta salsa verde el complemento perfecto de cualquier pescado, en concreto de los pescados de sabores suaves y carne firme, como la merluza, el rape o la dorada.

Lista de ingredientes para hacer 8 raciones de salsa

  • 2 dientes de ajo, pelados y picados
  • 1 puñado de alcaparras
  • 6 filetes de anchoas
  • 2 puñados de perejil fresco
  • 1 manojo de albahaca fresca
  • 1 puñado de hojas de menta fresca
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
  • 3 cucharadas de vinagre de vino
  • 8 cucharadas aceite de oliva virgen extra
  • sal, al gusto
  • pimienta negra recién molida

¿Cómo se hace la receta?

Podemos hacer la salsa de dos texturas diferentes:

  1. En una tabla de cortar, picamos con un cuchillo muy finamente el ajo, las alcaparras, las anchoas y las 3 hierbas aromáticas y las ponemos en un recipiente. Incorporamos la mostaza y el vinagre y vertemos el aceite de oliva en hilo, removiendo hasta conseguir la consistencia que queramos (más líquida o más espesa). Condimentamos la salsa con sal, pimienta negra y más vinagre.

  2. Pelamos el ajo y lo ponemos en un procesador de alimentos junto con las alcaparras, las anchoas, las hierbas aromáticas, la mostaza, el vinagre y el aceite de oliva. Pulsamos el turbo hasta que todos los ingredientes se hayan triturado completamente y tengamos una salsa fina y suave. Podemos ajustar la sal y la pimienta, así cómo la consistencia con más o menos aceite de oliva.

Servir el pescado en su punto acompañado de una o dos cucharadas de salsa por persona.

Notas.

Las alcaparras suelen tener un sabor bastante fuerte y muy salado, por eso hay quienes las ponen en remojo durante un par de horas. Así se rebaja su potente sabor. También puedes añadir menos sal para contrarrestarlo.