Salsa verde

Todas las recetas de merluza en salsa verde

Pollo en salsa verde

Pollo en salsa verde

La salsa verde se suele asociar únicamente a los pescados, pero esta receta demuestra que puede ser una salsa perfecta para las carnes suaves cómo la del pollo. También, porque no, podemos utilizar pavo, o incluso conejo o pato.

La salsa es muy sencilla y se hace prácticamente a la vez que el pollo. Verás que bueno queda.

INGREDIENTES

  • 8 piezas del muslo de pollo (bien sea contramuslo o jamoncitos), con la piel incluida
  • 60 ml de aceite de oliva (mucho mejor si es virgen extra de buena calidad)
  • 3 dientes de ajo, pelados y cortados por la mitad
  • Unas 20 ramitas de perejil fresco
  • 5 cebolletas enteras
  • Sal y pimienta negra, al gusto

PREPARACIÓN PASO A PASO

Paso 1. Ponemos los trozos de pollo en una olla amplia a fuego medio y vertemos el aceite sobre él. Le damos la vuelta al pollo para que se impregne del aceite por todos los lados y esparcimos los dientes de ajo, las hojas de perejil y las cebolletas enteras (sin picar) en la parte superior del pollo, con el fin de que se vayan derritiendo y soltando los jugos encima del pollo durante la cocción.

Paso 2. Sazonamos el pollo con sal y pimienta negra, tapamos la cazuela y bajamos el fuego para que se cocine a fuego muy bajo durante 1 hora. De vez en cuando, destapamos y le damos la vuelta para que se haga bien por todos los lados.

Paso 3. Si al cabo de la hora vemos que el pollo no está tierno, lo dejamos así tal cual unos minutos más, pero en principio, con esta cantidad de pollo, 1 hora es más que suficiente para hacerse bien y que quede tierno. Si no hay apenas líquido en la cazuela, añadimos un chorrito de vino blanco o de agua.

Paso 4. Con un tenedor, retiramos los ajos, el perejil y las cebolletas y las ponemos en el vaso de la batidora para triturarlo y hacer la salsa. Añadimos el aceite de la cazuela en hilo hasta lograr la consistencia que queremos. El resultado tiene que ser una salsa verde suave.

Paso 5. Probamos la salsa y ajustamos los condimentos según nuestra preferencia. Servimos los trozos de pollo en una fuente y vertemos uniformemente la salsa sobre el pollo. Al servirlo, añadimos unas cucharadas de salsa por cada persona.

Consejos.

Si queremos darle más verdor a la salsa, podemos añadirle más perejil. También se puede utilizar albahaca, pero cambiaría el sabor.

Para espesar ligeramente la salsa, se puede agregar una pequeña cantidad de harina.