Salsa verde

Todas las recetas de merluza en salsa verde

Merluza en salsa verde con almejas

Merluza en salsa verde con almejas

La merluza es una importante fuente de nutrientes para nuestro organismo y es recomendado tanto para niños como para adultos y personas mayores.

Se trata de uno de los pescados que más suele gustar a todo el mundo, del que hay que destacar que cuenta con muy poca grasa y aporta vitaminas, sobre todo las del grupo B, así como ácido fólico, fosforo, potasio, yodo, hierro, magnesio y zinc.

Además de sus propiedades y su sabor, una de sus principales ventajas es que normalmente la merluza suele tener un precio bastante asequible todo el año y también podemos comprarla congelada para hacer recetas como la que te presentamos en esta entrada, merluza en salsa verde con almejas.

Para la elaboración de este plato necesitaremos:

  • 4 lomos de merluza
  • 200 gramos de almejas.
  • 1 cebolla mediana.
  • 2 dientes de ajo.
  • 350 gramos de agua.
  • 1 pastilla de caldo concentrado de pescado.
  • Sal y pimienta negra recién molida (a discreción)
  • Perejil picado (siempre mejor fresco)

Modo de elaboración

Lavamos y pelamos el ajo y la cebolla, los cortamos un poco y los pondremos en el vaso de la Thermomix junto a la pastilla de caldo concentrado de pescado y lo trituramos todo durante 7 segundos a velocidad 5.

Como siempre, usaremos la espátula para bajar los restos que se han adherido a las paredes del vaso. Añadiremos el aceite y lo sofreiremos todo durante unos 5 minutos, a temperatura varoma y a velocidad cuchara.

Mientras tanto pondremos en el varoma los lomos de merluza (previamente salpimentados) y las almejas limpias, echaremos un chorro de aceite y lo reservaremos.

Cuando el sofrito esté hecho agregaremos al vaso el vino blanco, el perejil picado que queramos y el agua. Colocaremos el varoma, tapamos y dejamos programados 20 minutos a temperatura varoma y velocidad 1.

Solo queda servir los lomos de merluza, napar por encima con la salsa y poner las almejas en el plato como una sencilla guarnición.

Consejos

Las almejas no siempre vienen 100% limpias, por lo que tendremos que asegurarnos para que no caiga arena en nuestro plato. Las pondremos en remojo en un bol, cubriéndolas todas con agua y echándoles un puñado de sal.

El agua tendremos que cambiarla una o dos veces y así nos aseguraremos que las almejas están completamente limpias para este plato.

Si se desea, podemos acompañar este plato con una guarnición de patatas cocidas con un chorrito de aceite o unos vegetales al vapor.